Pasas Golden ¿qué son y en qué se diferencian de las comunes?

Pasas Golden ¿qué son y en qué se diferencian de las comunes? Pasas Golden ¿qué son y en qué se diferencian de las comunes?

Multimedia

Lo que comúnmente conocemos como pasas no es más que el fruto de la vid sometido a un proceso de secado. Dentro de las pasas podemos diferenciar las Golden, Sultana, Malayer, Green, Black y Crimson, dependiendo del proceso de secado al que son sometidas, es decir, al sol, en la oscuridad, en horno, con o sin sullfitos, etc.

Las pasas Golden, también llamadas rubias, son aquellas que se someten a un proceso de adición de dióxido de azufre previo a la deshidratación. Precisamente por ello, adquieren ese color amarillento tan característico.

Este tipo de pasas suele obtenerse de una variedad de uva fresca llamada sultana sin semillas y de sabor muy dulce, por lo que se convierte en el tipo perfecto para la obtención de las uvas pasas. La sultanina se cosecha mayoritariamente en Chile, Argentina, India, Irán, Sudáfrica y Turquía.

Por lo tanto, pese a que por su color podamos erróneamente deducir que las pasas rubias provienen de una uva blanca y el resto de una uva negra, ambas provienen de la uva sultana.

La denominación como uva sultana o sultanina tiene su razón de ser en el Imperio Otomano, donde comenzaron a consumirse y, según se dice, fue el Sultán Otomano el que comenzó a comercializar con ellas fuera de lo que sería la actual Turquía.

Por lo que respecta a los nutrientes, las pasas son una gran fuente de energía dado su alto índice de carbohidratos, por lo que son especialmente recomendables para los deportistas. Entre sus vitaminas más importantes podemos hablar de la vitamina B6 y B1. Las pasas son ricas en fibras solubles e insolubles, calcio, boro y antioxidantes. Es precisamente en estos últimos donde debemos detenernos para marcar la diferencia nutricional entre las pasas Golden y el resto de variedades. Las pasas rubias presumen de tener un mayor contenido de antioxidantes como los flavonoides, fenoles y polifenoles. Además, constituyen una fuente de hierro, potasio, calcio, magnesio, fósforo y selenio.

Todo esto no hace más que confirmar que se trata de una alternativa saludable a cualquier dulce que se puede utilizar tanto como snack como para recetas de repostería o para aderezar ensaladas o recetas varias.