Situación actual del cacahuete en el mercado mundial

Situación actual del cacahuete en el mercado mundial Situación actual del cacahuete en el mercado mundial

Multimedia

Para sorpresa de la mayoría de los mortales el cacahuete es una legumbre y no un fruto seco como lo encontramos categorizado en la mayoría de los sitios. ¿Por qué? La razón es sencilla, no crece en los árboles como la mayoría de los frutos secos sino bajo tierra, aunque no es una raíz. Al tratarse de una planta leguminosa tiene especial relevancia el cuidado de la tierra donde se cultivan, concretamente la rotación de cultivos y la humedad del suelo.

China e India respectivamente son los dos principales productores de cacahuete del mundo. Sin embargo, en esta temporada de recolecta que acaba de comenzar se está produciendo un pequeño trasvase que puede llevar a India a desbancar a China como el número uno.

En India el organismo del gobierno IOPEPC estima un crecimiento de las exportaciones de aceite de cacahuete en un 140% en comparación con la última temporada. Por las dificultades que están afectando al país derivadas de la pandemia de la COVID-19 y las excesivas precipitaciones, el increíble incremento de la demanda China por la escasez de su oferta nacional derivada del daño producido por las inundaciones, han empujado al alza los precios. Además, tras la temporada de monzones hay un alto índice de agua subterránea, lo que unido al clima cálido que la calienta hace que se prevea una excelente calidad de la siembra porque es más difícil que se desarrollen enfermedades o plagas.

Como ya se ha explicado, la cosecha en China ha sido difícil este año. De hecho, es el primer país al que India exporta, aunque el país desde el que más importa el país asiático es Sudán. Asimismo, la escasez de contenedores disponibles para la exportación de cacahuete chino impulsa el incremento de los precios.

En Brasil la cosecha acaba de terminar y es tímidamente mayor que la del pasado año. La calidad y cantidad es bastante buena, aunque se espera que el año que viene haya mayores dificultades en cuanto a cantidad por las presiones del cultivo de maíz y soja.

En EE. UU. y Argentina la nueva cosecha es ligeramente menor que la anterior. En el caso de EE. UU. la demanda se ha visto impulsada por el mercado chino, al igual que en India. Por lo que respecta a Argentina, al igual que Brasil la presión de cultivos alternativos al cacahuete afecta al tamaño de la siembra del año próximo.

Por último, en el caso de África tenemos que distinguir entre Sudáfrica, Tanzania, Nigeria y Sudán. El primero presenta una cosecha menor que la demanda doméstica. En Tanzania destacan los problemas con la humedad del suelo. Los dos últimos acaban de comenzar la siembra aprovechando que la época de lluvias va a empezar.

En conclusión, la nueva cosecha está marcada por la incertidumbre, la disminución de la oferta derivada de las condiciones climatológicas y el incremento de los precios.