Lo que necesitas saber sobre las macadamias

Lo que necesitas saber sobre las macadamias Lo que necesitas saber sobre las macadamias

Multimedia

A pesar de que utilicemos generalmente el término macadamia para hacer referencia al fruto considerado como el tesoro de la corona de Australia, la macadamia es el árbol. La macadamia, que no el nogal, donde crecen las nueces de macadamia, también conocidas como de nueces de arbusto, nueces maroochi, Queensland Nut, Nueva Almendra o Almendra del Nuevo Mundo, es originaria de Australia y pocas de sus especies dan frutos comestibles.

Las nueces de macadamia son un fruto seco con cáscara de color crema y textura mantecosa con un ligero toque crujiente. Su sabor recuerda al de una nuez tostada con un fondo de coco.

Se trata de un alimento rico en nutrientes y grasas saludables. Entre los nutrientes destacan las vitaminas B y C, y entre las grasas los ácidos grasos monoinsaturados y flavonoides típicos de alimentos como el aceite de oliva o el aguacate.

Se la conoce como la reina australiana porque, por un lado, su producción no es tan masiva como la de otros frutos secos, es decir, la cantidad de cada cosecha es escasa, y, por otro lado, porque los aborígenes del mencionado país son los que comenzaron a consumirla aunque no fue hasta la colonización del Imperio Británico cuando empezó a comercializarse. Por todo ello, se considera un fruto selecto y de calidad gourmet.

Pese a que las macadamias de más reputado nombre son las procedentes de Queensland y Nuevo Gales del Sur, actualmente se cultivan también en zonas con climas templados subtropicales similares a los de aquellas. De hecho, aparte de Australia, donde más se cultiva es en Hawái, California, Florida, América Central, Brasil, Indonesia, Sudáfrica, Kenia e Israel.

Precisamente por ser una plantación característica de climas templados subtropicales, las inundaciones y precipitaciones que han afectado a Australia en marzo de 2021 influyen en la calidad de las nueces de macadamia, la cual minora ante los altos niveles de humedad derivados de la lluvia. Además, las lluvias hacen que se dé un medio más proclive a las plagas de insectos lo que hace que se tenga que llevar un control más ferreo al respecto. Por todo ello, las previsiones para la cosecha de septiembre y octubre establecen que las nueces de macadamia serán de un menor tamaño que en la de 2020.