Precios disparatados y poca disponibilidad de Brazil nuts de la nueva cosecha 2021

Precios disparatados y poca disponibilidad de Brazil nuts de la nueva cosecha 2021 Precios disparatados y poca disponibilidad de Brazil nuts de la nueva cosecha 2021

Multimedia

La nuez de Brasil, también llamada nuez boliviana, castaña amazónica o coquito es una especie nativa del bosque amazónico. En particular, se encuentran un gran número de árboles de esta especie en las fronteras entre Brasil y Bolivia y entre Perú y Bolivia.

Es un fruto característico por ser de crecimiento espontáneo y silvestre. Además, se considera una especie muy cotizada entre las comunidades indígenas del Amazonas y rara es la vez que se corta un árbol. Por lo que, es importante no solo por el aporte a la economía, si no porque ayuda a preservar la selva amazónica frenando la depredación de los bosques.

La nuez amazónica es una excelente fuente de selenio, magnesio y tiamina. Además, es rica en proteínas, carbohidratos y grasas. La semilla o almendra es el elemento que más se consume, ya sea en forma cruda, tostada o como ingrediente. Sin embargo, su consumo no se queda ahí ya que de las semillas también se obtiene un aceite rico en grasas no saturadas.

La temporada 2021 comenzó a principios de año donde ya se evidenciaba una temporada complicada en cuanto a stock disponible. Sin embargo, era difícil imaginar el efecto real. Pocos pensaban que lo ocurrido con los precios de 2017, volvería a ocurrir tan solo 4 años después. En 2017, los volúmenes exportables cayeron en torno al 40% lo cual provocó que los precios subieran a niveles desorbitados. Sin embargo, al año siguiente, con la nueva cosecha, los precios volvieron a bajar y en los últimos años, los precios se han mantenido a esos niveles. Esto provocó que, durante la época de precios bajos, muchas de las personas que viven en el Amazonas dejaran de recolectar el fruto porque el precio no compensaba su esfuerzo.

Desde inicios de esta temporada 2021, los productores han sido conservadores a la hora de ofertar debido a la inestabilidad e incertidumbre que vislumbraban por la falta de materia prima en el mercado. Parece que el volumen de nuez amazónica ha caído en torno al 20-25% este año lo cual ha provocado que el precio pase de 5$/kg en diciembre a estar por encima de los 9$/kg para finales de marzo. Como consecuencia, muchos productores no pueden comprar materia prima a precios competitivos y, por lo tanto, no pueden cumplir con sus propios contratos. Además, la incertidumbre y el temor porque se acabe el stock de materia prima, está haciendo que los precios continúen incrementando y se desconoce hasta dónde llegarán. Se comenta que posiblemente para junio esté toda la materia prima disponible vendida. De ser verdad, traerá aún más consecuencias en cuanto a producto final disponible y el precio de este. Habrá que ir viendo cómo evoluciona el mercado en los próximos meses para saber si ocurrirá como en 2017 o no llegará a tal extremo.