Nuestra fábrica consigue las certificaciones BRC e IFS Food

Nuestra fábrica consigue las certificaciones BRC e IFS Food Nuestra fábrica consigue las certificaciones BRC e IFS Food

Multimedia

Tras un gran esfuerzo por parte del equipo de Calconut, y de acuerdo con nuestro compromiso hacia la mejora continua, hemos conseguido recientemente las certificaciones BRC e IFS Food. Bajo estos sellos garantizamos que la importación y exportación de todos nuestros productos se realiza cumpliendo con los máximos estándares de calidad a lo largo de toda la cadena de suministro.

BRC Global Standard for Food Safety es una norma de reconocido prestigio a nivel mundial desarrollada por expertos de la industria alimentaria de la gran distribución, fabricantes y colectividades, para garantizar la seguridad del producto, la integridad, la legalidad y la calidad, y los controles operativos en todo el proceso de producción.

IFS Food
 es una norma de seguridad alimentaria internacional reconocida por la Global Food Safety Initiative (GFSI) y desarrollada con la participación de distintas entidades de certificación, minoristas, agentes de la industria de la alimentación y empresas del sector servicios. El objetivo de esta norma es auditar a empresas de alimentación que producen y/o envasan productos alimentarios a granel, para garantizar la seguridad y calidad alimentaria de los productos procesados.

Para Calconut, tener las certificaciones BRC e IFS Food implica haber diseñado un sistema de gestión con todos los procedimientos que influyen directa o indirectamente a la seguridad alimentaria, de manera que se pueda rastrear y evaluar todos los sistemas de trabajo de la empresa localizando más rápida y eficazmente los posibles fallos que puedan poner en riesgo la integridad y seguridad alimentaria.

Conocer nuestros puntos de debilidad nos ayuda a crecer, mejorando día a día y prestando más atención para la eliminación de riesgos. Esto hace más transparentes como empresa, ya que todos los sistemas de trabajo responden a un protocolo, se registran y archivan, a disponibilidad de las entidades certificadoras.

Las certificaciones BRC e IFS Food, son un sello de confianza hacia nuestros clientes y un compromiso con los proveedores, pues elevamos el nivel de exigencia en cuanto al control y la seguridad de los productos, tanto los que compramos como los que vendemos, desde que se cultiva el fruto hasta que se entrega el producto al cliente.