Valoración nutricional del cacahuete

Valoración nutricional del cacahuete Valoración nutricional del cacahuete

Multimedia

El cacahuete es muy nutritivo. Es una leguminosa con una gran concentración de albúmina y grasa, casi tanta como la carne. Por este motivo, son muy recomendables para quienes siguen un régimen vegetariano, para los deportistas y para los niños en crecimiento.  

Casi el 50% de su grasa es monoinsaturada, y el 30% poliinsaturada, siendo esta última - mayoritariamente - de la serie omega-6. Los efectos hipocolesterolemiantes de los cacahuetes (disminución de la fracción de colesterol LDL o «colesterol malo», sin afectar o aumentando la fracción HDL o «colesterol bueno») han sido confirmados tanto en mujeres hipercolesterolémicas (niveles altos de colesterol en sangre) y postmenopáusicas, como en hombres y mujeres normolipémicos (perfil lipídico normal en sangre). Así mismo, en individuos normolipémicos se ha demostrado que los efectos hipocolesterolemiantes de los cacahuetes, y de sus productos derivados (manteca y aceite), eran similares a los observados después de una dieta rica en aceite de oliva o pobre en grasa.  

Al aporte significativo de proteína (un 27%), se le suma el de fibra —en cantidades considerables—, lo que favorece la movilidad intestinal y combate el estreñimiento.  

Estos frutos aportan una cantidad interesante de fósforo y magnesio (una ración media de cacahuetes equivale al 12 y 10% respectivamente de las ingestas diarias para dichos minerales), y algo inferior de calcio, hierro y potasio.  

Respecto al contenido en vitaminas, la niacina es la más destacada, seguida de la vitamina E (20 g de cacahuetes sin cáscara aportan un 25% de las ingestas recomendadas para la niacina al día, y un 14% respecto a la vitamina E). Además, al efecto antioxidante de la vitamina E, se le añade el de su contenido en selenio y fitoesteroles.